Inicio * RECIENTES El firme y sostenido ascenso de Luis

El firme y sostenido ascenso de Luis

79
0

Por Nelson Marte

La última matriz comunicacional del Gobierno del PLD, bajada a sus  bocinas en la TV, los periódicos y la radio,  es lo más parecido a la culeca actitud del avestruz cuando se paniquea.

Así actúan desde su bien engrasado bocinaje, la vocería de nivel ministerial o de direcciones generales, hasta la vicepresidenta Margarita Cedeño.

La reacción se produce a propósito de la última encuesta Greenberg-Diario Libre que atribuye a Luis Abinader un 52% de intención de voto, por debajo de otras encuestas que sitúan entre un 55 y un 60% el apoyo que recibe.

Tendrán que apurar el paso, porque el Hoy de hoy publica la Mark Penn/Kaldwel, de Bernardo Vega, que dice lo mismo: Luis se va en primera vuelta.

Dicen ellos, mintiendo con toda sinceridad, que la puntuación de Luis no es real y que se debe a que la Greenberg auscultó la preferencia electoral en los días de la efervescencia contraria a la suspensión de las municipales.

Se meten un autogol, así, pues con ese argumento admiten lo que han tratado de evadir como el diablo a la cruz: que son los principales sospechosos de lo que ellos mismos denunciaron como un sabotaje.

Digo que hallarse mucho el 52% que le otorga Greenberg a Luis, y atribuirlo a un fenómeno coyuntural es una forma de mentir con toda sinceridad, porque son tan viejos en el oficio que uno quiere asumirles alguna experticia, cierta profesionalidad para no negar lo que es verdad que todos conocen.

Mienten sinceramente porque ellos saben, como quienes seguimos los datos de la realidad política nacional, que desde mayo del año pasado Luis ha mantenido un sostenido ascenso en la preferencia del electorado.

Danilo aún era Presidente, cuando en la Gallup-Hoy publicada a principios de abril 2019, ante la pregunta a quien preferían para presidente en las elecciones de este año,  Luis obtuvo un 21%, quedando Medina en segundo lugar con 17% y Leonel en tercero con 13.

Desde entonces Luis ha recibido  el apoyo de la mayoría del electorado, en todas las encuestas, publicadas o no. Sus tres o cuatro recorridos por todo el país formulando sus propuestas de cambio en las comunidades, “escuchando a la gente”, respaldando el talento de los jóvenes en nuevas formas de hacer política, como “Mi talento por el Cambio”, o intercambiando experiencias sectoriales en “Unidos por el Cambio”.

Cuidando con esmero de orfebre la unidad y el fortalecimiento institucional y orgánico del PRM, manejándose con astucia de lince frente al PLD y su laberinto envolvente y fatídico, que todo lo daña.

Sobreviviendo incólume ante una maquinaria política convertida en estado, hegemónico en el poder, que se ha metido en un puño a poderes fácticos como la cúpula empresarial, eclesiástica y mediática y hasta buena parte de la intelectualidad que con su discreto encanto, y a veces sin matices, le sirve desde la opinión, el “análisis” y la politología.

Resistiendo tan pesada carga de atenuantes del uso sin medida de todo tipo de recursos del Estado para hacer política clientelista, se mantuvo Luis como estandarte y marca del cambio.

 Sorteando celadas, nadando a veces a contracorriente, como el salmón, haciéndose el desentendido, dando el paso al frente en defensa de la alternabilidad democrática, caminando junto a su familia y su partido contra la corrupción y la impunidad en la Marcha Verde, haciéndose  acreedor del apoyo de la mayoría que necesita y demanda un cambio.

No hay sorpresa ni foto coyuntural. Desde aquel 21% el posicionamiento sostenido de Luis ha venido recorriendo los rangos 32, 42, 43, 45,47,  48, desde  donde de manera natural llega ahora en marzo al 52%, como indica la gráfica.

Los datos de la realidad exponen con toda objetividad que el apoyo ciudadano que recibe Luis es la respuesta al ejercicio de un liderazgo responsable, firme, y flexible cuando se requiere.

Ahora, si los tumtumpotes de la cúpula del PLD prefieren enterrar la cabeza como el culeco avestruz cuando se paniquea,  que sigan durmiendo de ese lado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here