Inicio MISCELANEOS Campesino italiano domina cien idiomas

Campesino italiano domina cien idiomas

142
0
Riccardo Bertani muestra un libro con el que estudió en la escuela, y que motivó su abandono, en tiempos del "faccio" (fazismo), en 1940. Bertani es un campesnon que se dedicó a estudiar idiomas y dialectos de todo el mundo, más de 100, de los cuales tradujo cuentos y fábulas, y escribió diccionarios y analogías sobre lenguas remotas y en extinción, desde su casa en Campegine, cerca de Reggio Emilia, Italia. El señor Bertani estudió más de 100 lenguas, sin moverse de su casa, y possee una colección de libros y diccionarios única en el mundo. Foto: Cézaro De Luca

 

El octogenario autodidacta tiene un origen humilde y una vida sencilla como campesino.

Campesino italiano domina cien idiomas

Riccardo Bertani es un campesino italiano de 86 años con una cualidad única, una estupenda memoria que le ha permitido aprender cien idiomas a lo largo de 70 años. Ha escrito ciento de libros, y otros escritos como diccionarios, traducciones y ensayos.

Su amor por aprender distintas lenguas surgió al leer durante su juventud a Tolstói

Bertani durante 70 años se levantó a las 2am para comenzar su estudio de idiomas

Su amor por aprender distintas lenguas surgió al leer durante su juventud a Tolstói, al que considera su gran maestro. Comenzó por aprender ruso, primer idioma que le sedujo. En seguida comenzó con el estudio de distintas lenguas orientales. Algunas de las lenguas que domina son las de los mayas, etruscos, los aino, algunas lenguas mongolas y siberianas, incluso muchas lenguas que ya se han extinguido.

Bertani durante 70 años se levantó a las 2am para comenzar su estudio de idiomas, mismo que se prolongaba hasta las 9am, en el pequeño poblado de Caprara, al norte de Italia.

Bertani rara vez sale de su localidad

Actualmente se levanta a las 5am a escribir, leer y ver el amanecer.

A su avanzada edad ha relajado el ritmo de trabajo, actualmente se levanta a las 5am a escribir, leer y ver el amanecer. Contemplar el amanecer es su momento favorito del día “es cuando la mente se encuentra más limpia y fresca”.

Bertani rara vez sale de su localidad, en la mayoría de ocasiones para dar conferencias, aun así ha conocido el mundo a través de los libros. La casa de Bertani se convirtió en biblioteca, abrió las puertas al público, a todo aquel que quiera aprender.

Siempre llevó una vida sencilla, y ahora en sus últimos años, quiere ser recordado por su trabajo y sus aportaciones al conocimiento. No quiere que se le recuerde como un fenómeno, aunque difícilmente, en un futuro, el mundo vuelva a conocer a un hombre tan prodigioso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here